5 consejos para saber cuándo pasar la revisión del vehículo

¿Tienes averías frecuentemente? Debes saber que la gran mayoría las hubieras podido evitar con una revisión del vehículo. Para que estos problemas se corrijan a tiempo, conviene que sepas cuándo tienes que visitar a tu taller de confianza.

En este post analizaremos los factores que debes tener en cuenta para que tu coche este siempre en el mejor estado posible. De este modo, podrás disfrutar de la conducción con total tranquilidad. ¡Vamos a ello!

¿Cuándo pasar la revisión del vehículo?

revisión vehículo

Esta pregunta parece sencilla, pero son muchos los detalles que debes considerar. A continuación, te damos consejos muy útiles para que siempre realices a tiempo la revisión del vehículo:

Elementos del coche

¿Debes revisar todas las partes del vehículo? Sí, pero no con la misma asiduidad. Toma nota:

✅Neumáticos. Como sabes, este es el elemento más importante de tu coche porque está en contacto directo con el asfalto. Siempre debes estar alerta a los ruidos, la dirección, la frenada, el estado del neumático y el desgaste. Y si notas algo raro, acude al mecánico cuanto antes.

Para que te hagas una idea, aproximadamente el paralelo se debe ajustar cada 6 meses, aunque como mínimo debe realizarse  con cada cambio de neumáticos.

En cuanto a la presión del neumático, debes comprobarla mensualmente. Esta debe ser la recomendada por el fabricante en el manual de mantenimiento de tu vehículo, ni mayor ni menor, teniendo en cuenta la carga con la que viaje el vehículo.

Si revisas los neumáticos frecuentemente, evitarás su desgaste prematuro, aseguraras una tracción adecuada y reducirás considerablemente el número de pinchazos.

✅Cambio de aceite y filtro. Este es fundamental para que el motor este siempre en un estado óptimo. Se tiene que realizar como mínimo una vez al año, pero la frecuencia dependerá sobre todo del lubricante y de los kilómetros que realices. Así que para saber cada cuanto se cambia el aceite del coche, deberás tener en cuenta ambos.

Dependiendo de estos dos conceptos, la revisión del coche puede oscilar entre los 5000 y los 30000 kilómetros. Lo más recomendable es que sigas las indicaciones del manual de tu vehículo, en él encontrarás recomendaciones sobre cuándo realizar el cambio de aceite y qué tipo elegir.

✅Luces. Aunque parezca increíble, este es uno de los elementos que más se penaliza en la ITV. Los conductores no siempre tienen en cuenta las luces, pero estas son vitales. De hecho, en caso de accidente, de iluminar más o iluminar menos, puede depender tu capacidad de maniobra.

Las luces deben tener una altura, una intensidad y una limpieza adecuada. Se recomienda realizar mensualmente una revisión superficial y, mínimo cada 2 años, una a fondo en un taller mecánico.

✅Frenos. Junto a los neumáticos, posiblemente la parte del vehículo con la que debes ser más riguroso. Si notas un aumento en la distancia de frenado, vibraciones o sonidos extraños, debes ir al mecánico para que revise el vehículo. No lo dejes pasar.

Depende de varios factores, pero a nivel orientativo debes saber que el líquido de frenos puede durar unos 2 años y las pastillas depende de los kilómetros realizados y la forma de conducción. Eso sí, los frenos son tan importantes que cada año debes llevar a cabo una revisión del vehículo y asegurarte de que están en correcto estado.

✅Cinturón de seguridad. En la mayoría de casos dura toda la vida del vehículo, pero es un elemento tan fundamental que no puedes correr el riesgo de que este en mal estado.

Por ello, conviene que te fijes de forma habitual en si los cinturones funcionan correctamente y, si te surge cualquier duda, acudas a un profesional. Si has tenido un accidente, por seguridad puede ser recomendable incluso cambiarlos.

▶ Este ha sido un repaso de algunos elementos del coche para que a nivel orientativo tengas en cuenta que cada uno tiene sus particularidades y no requieren todos la misma atención. Eso sí, tu coche tiene que pasar una revisión completa anual en la que te aseguren que todas las partes de tu vehículo están en perfecto estado. Apúntalo en tu agenda ?

¿Cuándo hay que pasar la primera revisión al coche?

Cuando alguien se compra un coche puede tener 2 reacciones. Una es cuidarlo de forma obsesiva, como cuando un niño acaba de nacer. La otra es pensar que, precisamente por ser nuevo, está siempre en perfecto estado y no necesita revisiones. Como habrás imaginado, nuestro consejo es que te muevas en un punto medio entre ambas.

A partir de los 10.000 kilómetros el coche ya puede haber sufrido desgaste, por lo que es un buen momento para realizar la primera revisión del vehículo. Aquí se suelen evaluar los siguientes detalles:

⏩Cambio de aceite.

⏩Presión y estado de los neumáticos.

⏩Bujías.

⏩Sistema de iluminación.

⏩Pastillas, líquidos y discos de freno.

La segunda revisión del vehículo se recomienda entre los 30.000 y los 35.000 kilómetros y la tercera a partir de los 60.000 kilómetros. Si tienes un coche con muchos kilómetros a sus espaldas, deberás aumentar el número de revisiones del vehículo.

¿Es diésel tu coche? Tenlo en cuenta

revisión vehículo

¿Has tenido siempre un coche gasolina y te has comprado tu primer diésel? Te recomendamos que no realices las revisiones del vehículo con la misma periodicidad ya que esta debe cambiar considerablemente. Estos son algunos de los elementos de tu coche que más varían:

Los embragues duran más. En cambio, las pastillas y discos de freno menos. En cuanto al motor hay importantes diferencias, el cambio del filtro de combustible debe ser más constante que en los de gasolina para asegurar la longevidad de este. Además, deberás revisar siempre que vayas al mecánico los calentadores.

Como ves hay pequeñas diferencias y debes tenerlas muy en cuenta. De todos modos, si quieres más información sobre este tema, en Neumáticos Km0 te daremos todos los datos que necesitas.

¡Atento al kilometraje!

Este es un indicador muy interesante para saber cuándo realizar una revisión de tu vehículo. De hecho, mucha gente se fija en los meses o años y, aunque estos son importantes, no lo son tantos como el kilometraje.

Cuando vayas a un taller, los profesionales te realizarán un servicio u otro dependiendo de los kilómetros que tiene tu coche y de los que has realizado desde la última comprobación.

Revisa el vehículo antes de un viaje largo

¿Tienes un viaje de larga distancia en mente? Si es así, tu coche se verá expuesto durante muchas horas de circulación. Por tu seguridad, debes comprobar previamente que todos sus elementos responderán perfectamente.

Si realizaste una revisión del vehículo hace poco, puede bastar con que compruebes tú mismo las partes más importantes de tu coche: luces, nivel de aceite, limpiaparabrisas o la presión de los neumáticos. Si ves cualquier anomalía, acude a un profesional.

¿Por qué realizar una revisión del vehículo?

Neumáticos Continental Alcobendas Madrid

Para recapitular, conviene que tengas en cuenta los motivos por los que es tan importante que realices una revisión de tu vehículo de una forma periódica. La razón principal es porque, si tienes un coche en buen estado, reducirás las posibilidades de averías y accidentes.

Otro motivo es el económico. A la larga ahorrarás dinero en repuestos y combustible y, además, si quieres vender el coche, perderá menos valor si lo tienes apunto.

¿Y las preocupaciones? Deja de ir intranquilo por la carretera y siente el placer de conducir sin miedo a que tu coche no responda de la forma adecuada.

¿Ya sabes cuándo realizar una revisión de tu vehículo? Si tienes cualquier duda, no te preocupes, pásate por nuestro taller y te sacaremos de dudas.

Tenemos experiencia con todo tipo de coches. Por citar 3 ejemplos, hacemos con la misma profesionalidad las revisiones del Citroën C4, las revisiones del Audi A3 o las revisiones del Ford Focus.

En Neumáticos Km0 realizaremos una revisión de tu coche barata y de calidad. Si quieres saber cuál es el precio de revisión de un vehículo, pídenos presupuesto sin compromiso.

Te aseguramos que después de poner tu coche en nuestras manos, este estará en perfecto estado y tú estarás muy satisfecho con nuestro trabajo. ¡Te esperamos!