9 consejos para medir la presión de los neumáticos

¿Cómo se mide la presión de los neumáticos? En este post de Neumáticos Km 0 te decimos cual es la forma correcta de hacerlo, ya que de no hacerlo, se puede llegar a correr el riesgo de estar por defecto o exceso de los valores aconsejables. ¡Empecemos!

Un mantenimiento correcto de tus neumáticos te mantiene seguro y la rodadura de tu vehículo será la mejor. Uno de los más importantes, y más frecuentemente chequeados es la presión de los neumáticos.

Los neumáticos de los coches no tienden a perder aire. Y al contrario que tu depósito de combustible, muchos vehículos no te avisan de si el nivel de presión es bajo.

Esta guía te ayudará para que sepas como tienes que medir la presión de tus neumáticos de forma correcta, y  porqué tienes que mantenerlo en el top de tu rutina.

¿Por qué es importante la presión de los neumáticos?

Un neumático que esté con una presión más baja de lo normal, tiene mayor riesgo de poder sufrir daño en su estructura, pinchazo o reventón. No solo se gastarán de forma más rápida, sino que un desgate prematuro de los neumáticos provocara la pérdida del control del vehículo.

En adición a la seguridad, hay también un beneficio económico y medioambiental para mantener tus ruedas en su presión adecuada. El consumo de combustible se reduce en un 2% por cada PSI o 0.068 bares.

Por otro lado, manteniendo infladas en su justa medida, se puede ahorrar hasta un 3% en combustible, dependiendo de los hábitos de conducción y tipo de vehículo que sea.

¿Cómo saber la presión adecuada?

Hay muchas formas de saber la presión correcta de aire de tus neumáticos. Hay muchas veces que se busca en Internet, manual de vehículo, tapa del depósito de combustible o puertas.

En el momento que se haya encontrado esta información, se verá que está formada por:

Peso total y tamaño.

Tamaño recomendado de rueda.

⏩  Tara máxima del vehículo.

Es importante decir que se tiene que usar siempre la presión recomendada que el fabricante de tu vehículo especifica para asegurarse el comportamiento idóneo del vehículo.

Un dato importante y que los usuarios no tienen en cuenta es el peso que se le añade al vehículo. Al igual que las personas, no pisaremos igual con nuestras zapatillas si solo llevamos nuestro peso, o por el contrario, llevamos sacos de 30 kilos a nuestras espaldas.

Con el vehículo pasa lo mismo. Aparte de la presión recomendada por el fabricante para cada rueda, esté nos especifica la presión en caso de que el vehículo vaya casi vacío de carga, o con todos los 5 ocupantes y maletas.

Neumáticos

¿Cuándo revisar la presión de tus neumáticos?

Incluso los neumáticos nuevos con bajo margen de error pierden aire constantemente; aunque sea de forma mínima. Los factores que pueden afectar a la presión incluyen:

⏩ Temperaturas frías o muy calientes.

⏩ Recorrer muchos kilómetros.

⏩ Arrastrar o cargar el vehículo con mucho peso.

Muchos neumáticos y fabricantes de vehículos recomiendan revisar la presión de los neumáticos cada mes, debido a que pierden presión sólo por una conducción diaria normal.

Además, es importante chequear la presión a medida que la temperatura comienza a subir. Los neumáticos reaccionan muy rápido a cambios de temperatura, y un aumento de temperatura causará una rápida pérdida de presión.

¿Cómo medir la presión de tus neumáticos?

Medir la presión de tus neumáticos no es una tarea difícil. Puedes hacerlo directamente en casa o ir a una gasolinera. Escojas una alternativa u otra, ten presente que los neumáticos se tienen que medir siempre cuando están fríos, o que el vehículo no haya sido conducido en un par de horas.

Esto lo que hará es darte una lectura más precisa de la presión real que tienes en el neumático.

La pieza más importante en cuanto a equipamiento que vas a necesitar es un medidor de presión que sea fiable y preciso. Los puedes encontrar digitales con batería propia, o más tradicionales como los de aguja que encontramos en las gasolineras.

Un buen medidor de presión no debería costarte más de 20 euros, y es una inversión para que se alargue la vida útil de tus neumáticos.

Asegúrate de que tienes la pegatina o guía del fabricante a mano, para poder seguir estos pasos:

✅  Desenrosca los tapones que cubren las válvulas del neumático (¡no los pierdas!).

✅  Coloca la manguera que sale del medidor en la válvula del neumático a revisar. Para ello, muchas veces tendrás que apretar un prisionero o pestaña junto a la boquilla para asegurar el medidor en la válvula.

✅  Revisa la lectura en bares del medidor y compara con las que recomienda el fabricante de tu vehículo.

✅  Si la lectura es más alta que la recomendada, empuja la válvula para dejar que salga un poco de aire, o en su caso, dale al menos del medidor para que salga aire.

✅  Si por el contrario, la lectura es más baja de la recomendada, infla el neumático con aire hasta que llegues al nivel óptimo.

✅  Hay que tener conocimiento de que los bares recomendados del fabricante no se trasladan a un óptimo comportamiento del neumático. Para una conducción que sea la del día a día, las especificaciones del fabricante probablemente sea ideal, pero añadir un poco más de presión extra puede traducirse en una mejora en la eficiencia de combustible.

Aparte, añadir un poco más de presión a los neumáticos se traducirá en que la rodadura de tu vehículo puede ser un poco dura y menos confortable, por lo que, ¡tacto con ello!

Un aumento de la presión de los neumáticos en consideración a la que nos facilita el fabricante se puede traducir en un desgaste irregular en tus neumáticos, aumento de la distancia de frenado, y un manejo más pobre.

Asegúrate de que no realices un sobreinflado de tus neumáticos. Si quieres saber más acerca de la performance o de neumáticos deportivos, lee este artículo.

✅  Entender el mito de la presión máxima es recomendable. Un malentendido que hay en la cultura popular  es el de que la máxima presión recomendada por el fabricante es la máxima presión que el neumático puede soportar antes de reventar.

En la realidad, esa máxima presión es la máxima presión que el neumático tiene que llevar cuando el vehículo está cargado al máximo de peso que puede soportar.

✅  Añadir un poco más de presión en los neumáticos del eje trasero si se lleva carga extra.

En el caso de que se vaya a remolcar una carga pesada y durante muchos kilómetros, no tengas miedo de  añadir presión a los neumáticos traseros.

Hay que acordarse de que cuando el remolque sea desenganchado o la carga liberada, devolver a los neumáticos traseros la presión recomendada.

✅  Revisa sobre todo la presión cuando cambien las estaciones del año. Esto es debido a que la climatología fría reduce la presión del neumático, mientras que el calor aumentará esta.

Si quieres saber más acerca de tipos de neumáticos, continúa leyendo este post.

Ante todo, medir la presión de tus neumáticos te tiene que llevar unos minutos, y merece la pena debido a la seguridad y la vida que le das a tus neumáticos.

Mecánico taller km0

Signos de que necesitas neumáticos nuevos

Revisando la presión de tus neumáticos una vez al mes, te haces una idea de cómo se comportan. Si tus neumáticos son nuevos y continúan perdiendo aire, deberías consultar a tu distribuidor o mecánico. Puedes tener una válvula en mal estado o cualquier otro tipo de daño.

Pero con un mantenimiento activo, puedes resolverlo antes de que se convierta en un problema gordo, y que sólo sea una sencilla reparación. De vez en cuando, los tapones que se desenroscan de las válvulas, necesitan ser cambiados. Estos tapones, no tienen la función de mantener el aire en los neumáticos. Su función es la de mantener limpio de alquitrán, suciedad, agua y otros agentes externos el sistema de la válvula, que  esta sí, mantiene el aire en el neumático.

Si la lectura es la misma que en el manual de usuario de tu vehículo, has terminado de revisar la presión de tus neumáticos.

¿Te ha quedado alguna duda acerca de cómo medir la presión de tus neumáticos? Si es así, o quieres  simplemente dejarnos un comentario acerca del post o su temática, más abajo puedes hacerlo. ¡Estamos para ayudarte!