¿Qué diferencia hay entre equilibrado y paralelo de neumáticos?

¿Qué son el equilibrado y el paralelo? ¿Son lo mismo? ¿Es importante hacerlo? Desde Neumáticos Km 0 te resolvemos todas las dudas que tengas acerca de estos conceptos, muchas veces confundidos coloquialmente.

El equilibrado y paralelo de ruedas son dos cosas distintas, pero mucha gente usualmente las confunde. En algunas ocasiones, en los talleres nos lo ponen como un mismo servicio o servicio solapado, por lo que esto aumenta nuestra confusión.

Otras veces, en la calle, al paralelo se le define como el equilibrado y viceversa.

¿Qué es el paralelo? ¿Y el equilibrado?

En pocas palabras, el paralelo consiste en ajustar los ángulos de caída de las ruedas para que estén perpendiculares al suelo y paralelas unas con otras. El motivo de este ajuste es para aumentar la vida de los neumáticos lo máximo posible, y para que el vehículo circule recto sin ninguna caída.

paralelo y equilibrado

Por otro lado, el equilibrado de ruedas permite que los neumáticos y llantas giren sin causar ninguna vibración. Esto se realiza básicamente revisando los puntos donde la llanta es más pesada y sustituyéndolo con contrapesos en el parte opuesta de la llanta.

¿Por qué es importante hacer un equilibrado y paralelo a los neumáticos?

La importancia de corregir el paralelo: muchos de nosotros no somos conscientes de la importancia del paralelo en nuestros vehículos. Muchas veces pensamos que nada tiene que ver el desgaste de las ruedas con el paralelo. Estamos equivocados; es directamente proporcional el tener un paralelo mal hecho a un desgaste prematuro de los neumáticos. Se recomienda hacer el paralelo cada 6 meses o 10.000 kilómetros. Estar en posesión de un coche o furgoneta con un mal paralelo en las ruedas puede ocasionar otros problemas asociados como:

–              Desgaste irregular en los neumáticos

–              Frenada no óptima

–              Desgaste de la suspensión, con el coste adicional que significa

¿Cuándo hay que hacer un equilibrado y paralelo?

Se puede hacer una prueba sin tener que llevar al taller el vehículo.

En cada rueda, coger una moneda e insertarla en las líneas de la banda de rodadura del interior, centro y exterior de la rueda.

Si la presión de los neumáticos es superior a la recomendada, se crea una forma abombada del neumático.

Si por otro lado, en el centro del neumático notamos que está más hondo que los lados, es que el neumático está bajo de presión.

Los síntomas que muestran que un coche no tiene paralelo son los siguientes:

  • Desgaste prematuro de los neumáticos
  • Desvío de la dirección en línea recta en forma de contra volante.
  • Balanceo en línea recta
  • Saltos en la dirección en cualquier lado de la dirección

paralelo y equiblibrado

Para averiguar si se necesita equilibrado de ruedas, primeramente revisar  cada neumático y mirar por patrones de desgaste de neumático que no sean uniformes. El problema con este método es que si puedes ver patrones de desgaste irregular, puede ser muy tarde para salvar o prolongar la vida del neumático.

Otro indicador de que no hay una buen paralelo es que el vehículo se va siempre en una dirección por inercia en el momento que se suelta el volante. Un coche que le cuesta ir en línea recta también es un claro indicativo de que no tiene el paralelo hecho.

No se puede realizar el paralelo en un vehículo que no tenga todas las partes completas del frente del vehículo. Los técnicos tienen primero que chequear el estado general del vehículo e informar antes de comenzar el trabajo.

El mejor tipo de paralelo es el que se realiza las cuatro ruedas. Muchos coches de hoy tienen ajuste del eje trasero, pero incluso para coches sin ajuste en el tren trasero, un ajuste a todas las ruedas permitirá al técnico identificar cualquier problema y compensarlo con ajustes en el frente.

Los síntomas de que una rueda no está equilibrada son los siguientes:

  • Vibración en el volante a cierta velocidad
  • Vibración en el asiento o el suelo acierta velocidad de autovía

Las preguntas que hay que hacerse son del tipo:

  • ¿Está tu volante recto cuando conduces tu coche?
  • ¿Tu vehículo gira a la izquierda o derecha?
  • ¿Experimentas un desgaste anormal del neumático?
  • ¿Tu vehículo se desvía a cualquiera de los lados?
  • ¿Rechinan tus ruedas en giros cerrados como las rotondas?
  • ¿El coche da bandazos cuando se conduce en línea recta?

¿Cómo detectar un fallo en el equilibrado y paralelo de las ruedas?

Muchas ruedas de alta gama mantienen bien su alineado y es no es común que se desalineen así como así. Pero todo es posible, y si se nota que la vibración no estaba en el día de ayer, es posible que uno de los contrapesos se haya movido o se haya caído.

Si se nota la vibración es en el volante, el problema será muy posible en el tren delantero. Por el contrario, si se nota en el asiento, muy probable que sea en el eje trasero.

Cuando el paralelo está terminado, se debería conducir el vehículo en línea recta para comprobar si el vehículo se desvía o va en línea recta, y que el volante está en la posición correcta con el grado de giro que se haga.

Si se nota algún problema, hay que llevar el coche al centro y que el técnico conduzca el coche para que note problemas relacionados con el paralelo.

 

¿Qué beneficios otorga un buen paralelo y equilibrado?

Tener el vehículo con un paralelo bien hecho agrega beneficios como:

  • Ahorro de combustible: si tu coche no tiene que corregir trayectoria y el desgaste de neumáticos es el adecuado, se aprecia el ahorro.
  • Contaminas menos: te aseguras el no tener que quemar tanto combustible, por lo que tu vehículo no producirá tantos gases nocivos.
  • Seguridad: el más importante. Conducir un vehículo que se desvía hacia un lado hace la conducción más difícil, por lo que pones en riesgo innecesariamente a tus pasajeros y a ti mismo.
  • Costes: es mucho mayor el coste del cambio de neumáticos que el de realizar el paralelo de forma periódica. Es por ello que si no se realiza, tendrás que cambiar tus neumáticos con más frecuencia por un desgaste prematuro o irregular.

neumáticos para smart fotografía paralelo coche

Alineado de ruedas: unas ruedas que no tengan una alineación adecuada pueden causar que el vehículo experimente vibraciones a partir de los 85 kilómetros por hora. Una rueda esta desalineada cuando una sección de la rueda es más pesada que la otra.

Para alinear la rueda, el técnico la montará en una máquina de alineado que hará girar la rueda para localizar la parte pesada y contrarrestarla con un contrapeso.

Mucha gente se sorprende en que suave se conduce el coche después de que se alineen las cuatro ruedas.

Es por ello que es muy importante revisar cuando te hayan realizado el paralelo o el equilibrado, debido a que se puede correr un alto riesgo de accidente en caso de que no esté bien realizado.

En algunas ocasiones, si la columna de la dirección está deformada, aunque ser haga el paralelo, debido a que el problema es la columna, se irá en el primer volantazo que se haga.

En Neumáticos Km 0 revisamos el vehículo siempre antes de realizar el paralelo, debido a que si está dañada otra parte es realizar el trabajo en vano. Se volverá a descuadrar en cuanto se comience a rodar con el vehículo.

Si tienes cualquier duda sobre cómo realizamos nosotros el paralelo o el equilibrado, déjanos un comentario a continuación. ¡Resolveremos cualquier duda que te surja!