Los 5 mejores consejos para saber cada cuanto se cambian los neumáticos

¿Cada cuánto tiempo se cambian los neumáticos?

Cambiar los neumáticos es una decisión a la que debes prestar especial atención, es tu seguridad y la de los que te acompañen en tu vehículo.

Seguramente en muchos sitios habrás visto que la recomendación es que debes cambiarlos cada 50.000 km o 5 años, pero este número es muy relativo. A continuación te vamos a indicar porqué.

¿Cada cuánto cambiar los neumáticos por antigüedad?

Con el tiempo, se aprecia la pérdida de elasticidad y propiedades de la goma. Eso se va a traducir en una menor seguridad.

Los neumáticos pierden las propiedades que los hicieron buenos. Cuando compramos un neumático nuevo, hemos de saber que a partir de su montaje nos va a durar X años. Probablemente no nos dure tanto, pero a partir de los 5 años de la monta se considera que el neumático ya no sirve, y es cuando se dice que el neumático ha caducado.

El neumático puede agrietarse, puede romperse con facilidad, podemos tener un reventón y no nos sujetará igual en los desplazamientos laterales. En resumen, se convierte en un peligro para todos.

cambiar neumáticos

Muchos estaréis pensando que los cinco años de los que hablamos deben ser desde la fecha de fabricación. Falso, es un mito. La fecha de fabricación nos indica cuándo se fabricó el neumático, pero si la conservación del mismo es la correcta en cuanto a temperatura, humedad, y muchos otros factores, el neumático está en perfectas condiciones.

Un neumático con más de 5 años desde la fecha de fabricación no tiene por qué haber caducado. Son 5 años desde la monta o 10 años desde su fabricación.

Sin embargo, al montar el neumático lo sacamos de su medio de conservación ideal, así que empieza la degradación más en serio.

No obstante, los neumáticos siempre van a caducar, estén muy bien conservados, o muy mal conservados. Se recomienda que con fecha de fabricación de diez años o más no está en condiciones de ser montado para circular con seguridad.

¿Hay que cambiarlos también por el kilometraje que acumulen?

Depende sobretodo de la forma en la que ruedes con ellos, como es lógico y atendiendo al sentido común no es lo mismo hacer 10.000 kilómetros por una autopista donde el firme de la carretera es muy bueno que hacerlo por un camino secundario donde nos encontramos baches.

etiqueta en la banda de rodadura

Ten en cuenta que el trato y la forma de conducir también son elementos relevantes a la hora de establecer la duración de los neumáticos.

¿Por qué fijarse en los testigos del fabricante para cambiar los neumáticos?

El Reglamento General de Vehículos recogido en el BOE, del  26 de enero de 1999, en su anexo VII denominado NEUMÁTICOS, contempla la normativa vigente en lo referente a neumáticos.

Profundidad mínima de dibujo

Los neumáticos de los vehículos comprendidos en las categorías M1, N1, O1 y O2 deben presentar, durante toda su utilización en las vías públicas, una profundidad en las ranuras principales de la banda de rodamiento que, como mínimo, debe ser de 1,6 mm.

 

Quedan excluidos del ámbito de aplicación del apartado anterior los vehículos históricos equipados originalmente con neumáticos o cubiertas de otros tipos que cuando eran nuevos tenían ranuras de una profundidad inferior a 1,6 mm.

Cuando un neumático tiene poco dibujo en la banda de rodadura no agarra tanto al suelo; en condiciones de suelo mojado la posibilidad de derrape, aquaplaning y el aumento de la distancia de frenado es muy superior a la recomendada.

cambiar los neumáticos

¿Qué es la rotación de neumáticos?

Tal y como recomienda por ejemplo el fabricante de neumáticos Continental, para lograr un desgaste uniforme y para maximizar la vida de la banda de rodadura, los neumáticos se deben rotar periódicamente. Sigue las recomendaciones del fabricante de tu vehículo para el patrón de rotación y el intervalo. A menos que el fabricante del vehículo especifique lo contrario, se recomienda rotar del eje de tracción regularmente.

Los neumáticos de repuesto de tamaño normal (no de emergencia) del mismo tamaño y construcción como los neumáticos originales deben ser incluidos en la rotación de los neumáticos. Compruebe y ajuste siempre la presión de inflado de la rueda de repuesto antes de incorporarla en la rotación.

Si se ha decidido cambiar sólo dos neumáticos, los nuevos probablemente tendrán mayor profundidad de dibujo, que los que ya estaban en tu vehículo. En general mezclar distintas profundidades está permitido.

Los neumáticos nuevos deberían montarse en el eje trasero.

Montar los neumáticos con mayor agarre en el eje trasero se recomienda

para prevenir pérdidas de estabilidad y manejabilidad en superficies resbaladizas. Algunos fabricantes de automóviles recomiendan el montaje en el eje delantero, por lo que debes consultar el manual de tu coche.

Cuidado de los neumáticos

Aparte de los otros 4 puntos/consejos a tener en cuenta para cambiar los neumáticos, será clave también en cómo cuidemos los neumáticos.

Cuidar los neumáticos es una tarea sencilla que se puede realizar en el día a día, y que si se interioriza, nos ahorrará disgustos y dinero.

Revisar periódicamente la presión de los neumáticos

Conducir con una presión incorrecta puede afectar al comportamiento del vehículo, la frenada, y en especial circunstancia en mojado. Tanto una presión por exceso como por defecto hará también que haya un desgaste anormal de la banda de rodadura.

Para más información, consulta la tabla de presiones de tu vehículo. Se suelen encontrar en el manual de usuario, tapa del depósito o en la puerta de conductor/acompañante.

Los neumáticos pueden perder hasta 1 psi (0,068 bares) al mes. Por ello, aunque no sea perceptible, hay que mirar la presión de forma periódica.

Para un mejor resultado, revisar la presión del neumático cuando esté frío y no se haya rodado con el neumático. Si se ha rodado con él, mejor esperar hasta que esté frío, o por el contrario, añadir aproximadamente 0,3 bares más del valor que se debe alcanzar.

Respeta la capacidad de carga

Si excedemos habitualmente la capacidad de carga que va asociada al número del neumático, comprometeremos la vida útil del neumático. Si un neumático está soportando excesiva carga, puede llegar a conseguir alta temperatura, que se traduce en una alta presión y por consiguiente la destrucción del neumático.

 

Neumáticos km0