El aquaplaning es uno de los mayores peligros y situaciones de riesgo a día de hoy en carreteras y autovías, siendo una realidad que no deberíamos tomarnos a la ligera.

Contar con unos neumáticos de calidad y saber cómo debemos conducir en ciertas situaciones es fundamental para aumentar tu seguridad y evitar accidentes de cualquier tipo. Al fin y al cabo, en los días de lluvia, es más importante que nunca, extremar las precauciones de conducción en carretera.

¿QUÉ ES EL AQUAPLANING?

El aquaplaning, también conocido como acuaplaneo o hidroplaneo, es un fenómeno físico que ocurre cuando los neumáticos no se adhieren bien a la carretera al estar la misma mojada. Cuando tu coche hace aquaplaning, pierdes el control del vehículo y éste se desliza sobre la superficie del agua sin posibilidad de control por nuestra parte.

¿QUÉ PRODUCE EL AQUAPLANING?

El aquaplaning produce por 2 factores que destacamos a continuación:

  • El primero es el grosor de la balsa de agua que se ha ido formando sobre la carretera.

Obviamente,cuanto más gruesa sea esta capa, más probabilidades habrá de que se produzca aquaplaning, ya que se pierde la adherencia de los neumáticos a la carretera y, por tanto, estos pierden su capacidad de tracción.

  • El segundo factor es la velocidad del coche. En los días de lluvia es muy importante que reduzcas la velocidad de conducción. De este modo, no solo tendrás un mayor control sobre el vehículo, sino que también tendrás más probabilidades de reaccionar ante cualquier obstáculo que apareciese en carretera.

Por otro lado,cuanto más elevada sea la velocidad de conducción, más posibilidades tendrás de deslizarte sobre el agua y llegar a sufrir aquaplaning y, con ello, la pérdida total del control de tu vehículo.

Aquaplaning

¿CÓMO EVITAR EL AQUAPLANING? → 10 consejos para tu conducción en carretera.

Evitar el aquaplaning es el primer paso para conducir tu coche bajo la lluvia de la manera más segura posible.

A continuación, te mostramos cómo puedes evitar el aquaplaning y qué debes hacer en caso de que esta situación llegase a sucederse.

1. Mantén los neumáticos en buen estado.

Una de las primeras medidas de precaución que debes tomar para evitar que tu coche se deslice sobre el agua es mantener los neumáticos en un estado óptimo. Cuando va a comenzar la temporada de lluvias, es muy importante que los neumáticos estén en perfectas condiciones.

Una de las cosas que debes tener en cuenta al revisar el estado de tus neumáticos es la profundidad del dibujo. Este dibujo tiene la finalidad de evacuar el agua entre el neumatico y la carretera con la finalidad que el mismo se agarre mejor a la carretera y, en caso de lluvia, evitar cualquier tipo de accidente.

Si el dibujo está desgastado, se produce el efecto contrario.

Los expertos recomiendan que la profundidad de los surcos del neumático sea de al menos 1,6 milímetros. En caso de tener una profundidad menor, se verán aminoradas sus prestaciones de seguridad y con ello se favorecerá cualquier tipo de accidente durante tus periodos de conducción.

>  Neumáticos RunFlat ¿Los mejores neumáticos?

2. Utilizar neumáticos de calidad

La calidad del neumático es una cuestión que condiciona la seguridad activa de nuestro vehículo e incide directamente en la posibilidad de perder tracción durante nuestros periodos de conducción.

Por eso, cuando vayas a comprar neumáticos nuevos, valora la seguridad por encima del dinero ya que tu vida está en juego.

3. Reduce la velocidad

Como ya mencionamos, este es uno de los factores clave para evitar que se produzca este fenómeno en carretera.

Reducir la velocidad cuando llueve es la primera medida de seguridad que debes aplicar.No obstante… ¿Qué debemos hacer si ya nos estamos deslizando? Esta cuestión es analizada en profundidad a continuación.

Reduce-la-velocidad

4. Mantén la calma

Entrar en estado de pánico no te ayudará a que tu coche deje de derrapar como consecuencia de la lluvia.

Por ello, en vez de dejarte llevar por el pánico o el miedo que produce la pérdida del control de nuestro vehículo, el cual es completamente habitual, mantén la cabeza fría, intentando actuar de manera lógica y con la mayor calma posible.

De este modo, saldrás del escenario de aquaplaning y podrás continuar tu recorrido de la forma más segura posible. Si actúas dejándote llevar por el pánico, harás cosas que serán aún más perjudiciales y que, sin lugar a dudas, empeorarán la situación.

5. No uses los frenos

La primera reacción instintiva cuando te percatas de que tu coche empieza a deslizarse sobre la carretera mojada es frenar bruscamente para intentar detener nuestro vehículo.

Como tu coche no tiene tracción y se está deslizando por la carretera, usar los frenos no hace más que empeorar la situación.

Por ello, cuando te encuentres en el momento de deslizamiento, no uses los frenos, ya que bloquearás los neumáticos y perderás aún más el control de tu coche.

6. No aceleres

Otra reacción instintiva que hacemos cuando nuestro coche empieza a deslizarse es acelerar para salir lo más rápido posible de la zona en la que se está generando esta situación. Acelerar hará que el coche se deslice aún más de de lo que lo haría en una situación normal.

Por esta razón,  y todos las demás detalladas anteriormente, lo mejor que puedes hacer cuando tu coche empieza a derrapar es quitar los pies de los pedales.

De esta forma, evitaremos cualquier reacción brusca con los pedales que provocaría un hecho aún más grave.

7. No hagas giros de volante

Cuando el coche empieza a deslizarse, la dirección del vehículo pasa a ser un elemento de conducción completamente anulado.

Realizar giros de volante para evitar el aquaplaning es una temeridad que hará que este se deslice aún más si cabe, favoreciendo además las posibilidades de colisión con otros vehículos.

Cuando tu coche esté derrapando, sujeta con firmeza el volante para que no gire por su cuenta y mantenlo lo más recto posible. Esta acción de conducción debemos realizarla hasta que hayamos salido de la zona de peligro.

>  galeria de llantas

8. Girar suavemente el volante cuando nos encontramos en una curva.

Aunque te hemos dicho que no hagas giros bruscos de volante, es de lógica que, si te encuentras en medio de una curva, necesitarás girar levemente el volante, o, de lo contrario, el coche sufrirá un subviraje o un sobreviraje, sacándote así de la carretera.

Evita girar el volante más de lo necesario, en tanto en cuanto los giros que realices con el mismo deberán ser muy suaves para evitar movimientos bruscos que llegasen a provocar un accidente.

9. Espera a salir de la balsa de agua

En esta situación, una vez hemos girado levemente o no el volante y hemos quitado los pies de los pedales, sólo queda hacer una cosa → esperar a que el coche vaya disminuyendo su velocidad, recorriendo la distancia de frenado y deteniéndose por sí solo.

Puede que salgas del charco o que, por el contrario, el coche termine deteniéndose en él. Sea cual sea el resultado final, espera a que el coche vuelva a tener intactas las prestaciones de tracción de sus ruedas para acelerar de manera progresiva. .

10. Vuelve a tomar el control de manera progresiva.

Una vez que el coche recupera su tracción y deja de deslizarse sobre la carretera mojada,  es el momento de retomar el control de conducción. Deberás hacerlo con máximo cuidado, acelerando y girando de la forma más suave posible.

De esta forma, poco a poco lograrás salir de esta peligrosa situación y continuar tu recorrido de la manera más segura posible. Te recomendamos que hasta que no hayas salido de la balsa de agua no des ningún tipo de acelerón.

Tomar-el-control

En NeumáticosKm0 entendemos que garantizar tu seguridad en carretera representa una de tus principales preocupaciones al pensar en tu vehículo

Por este motivo, ponemos a tu disposición nuestra experiencia y destreza en el sector de la automoción, ofreciéndote solo productos de máxima calidad y los mejores servicios para su correcto funcionamiento.

Si eres un apasionado de los coches, te invitamos a conocer nuestro blog, un espacio donde los profesionales de nuestro equipo te traen toda la información que necesitas conocer para el correcto mantenimiento de tu vehículo.

Si quieres saber más sobre nuestros servicios de vanguardia, te invitamos a ponerte en contacto con alguno de nuestros talleres de coches.