Consejos para que tu neumático no sufra un Reventón

Un neumático esta compuesto por determinadas aleaciones de gomas que lo hacen robusto y flexible, tecnológicamente hablando la mayoría de las ruedas que instalamos en nuestros vehículos son de muy buena calidad y testadas por los mejores fabricantes de Neumáticos pero de nada sirve toda esta tecnología si no prestas atención a estos consejos que nosotros Neumáticos Km0 queremos compartir contigo, una serie de normas o consejos para evitar un Reventón de tu neumático.

La primera pregunta ¿Neumáticos Nuevos o Neumáticos Seminuevos? ,¿todos pueden sufrir un reventón?

La respuesta es clara TODOS LOS NEUMATICOS PUEDEN SUFRIR UN REVENTÓN, está en nosotros en la mayoría de los casos poder evitarlos.

Y para evitar que tu rueda aunque sea de primeras marcas le ocurra esto, y ya sea un neumatico nuevo o neumaticos de segunda mano, te aconsejamos que sigas estas pautas.

 

Rueda con bordillazo Rueda rota.

¿Cuál es la Profundidad peligrosa de un neumático?

Si la profundidad del dibujo es menor de 3mm la adherencia a la carretera disminuye enormemente, por lo que desde Neumáticos Km0 te recomendamos no apurar tu rueda hasta el 1,6 que marca el mínimo legal. Se ha demostrado que bajando de 3mm de dibujo la posibilidad de incidencias en neumáticos es mucho mayor sobre todo con el pavimento mojado.

Rueda rajadaReventón de una rueda

¿Porqué una rueda sufre en reventón?

Una rueda puede reventar por varios motivos pero las mas habituales son las siguientes:

  • Presión de aire en las ruedas, muy fundamental y es algo que desde Neumáticos Km0 no nos cansaremos de repetir. Revisa con atención la presión de tus neumáticos y hazlo con los parámetros que te aporta el fabricante de tu vehículo. Si no prestas atención en revisar presiones de neumáticos puedes verte en un problema de sobrecalentamiento o llanteado.
  • Golpes con obstáculos, que dañan la estructura del neumático como un bordillo o un obstáculo en la calzada. Un bordillazo en neumático puede dañar la carcasa del neumatico y causar una rotura irreparable. También es habitual encontrarnos con roturas en la calzada como agujeros o socavones o incluso chapas de obras para tapar esas reparaciones en la carretera. Todos estos entornos con un pequeño descuido pueden dañar nuestros neumáticos.

Cuando circules por terrenos con obstáculos o que estén en malas condiciones, reduce la velocidad para evitar dañar de forma mayor el neumático.